7 CONSEJOS DE BELLEZA PARA BRILLAR Este VERANO

garett-mizunaka-354155-unsplash.jpg

El verano, nuestra estación favorita del año. Vacaciones, descanso, playa, aventuras... salir de la rutina y hacer locuras, ¿de eso se trata no? Sin embargo, todo ello hace que nos olvidemos de nuestros hábitos más saludables y que septiembre llegue lleno de lamentos como "tengo que ponerme a dieta", "qué piel más seca", "vaya pelo más estropeado" o el típico "mañana me apunto al gimnasio". ¡Olvídate de todo eso!

 7 consejos de belleza para cuidarte por dentro y por fuera este verano

1. Nuestra piel es muy delicada y hay que cuidarla. En verano - como en el resto del año - debemos mantenerla siempre hidratada y evitar que se deteriore con el sol y el calor de esta época del año. Sabemos que no vas a dejar de tomar el sol, ¡pero hazlo con cabeza! Hay que usar protector solar siempre, con una protección alta sobre todo los primeros días. Solo cuando hayamos cogido algo de color podremos empezar a utilizar aceites bronceadores para conseguir el tan deseado tono veraniego. Y si tienes algún tattoo, ponle siempre la mayor protección que tengas para que no pierdan su color original. 

pexels-photo-1029896.jpeg

Por otra parte, es muy importante que apliques crema hidratante siempre después de la exposición al sol, para que la piel recupere su elasticidad natural, y nunca antes ¡o te pondrás como un cangrejo! Nosotros te recomendamos que utilices aloe vera puro, lo mejor para calmar la piel (e incluso el pelo) tras un largo día al sol. 

2. No solo la piel sufre con el sol, el pelo también se deshidrata. ¡Pero tranquila! Tenemos algunos trucos que harán que tu pelo se mantenga bien hidratado (y bonito) durante todo el verano. El primero es aclararlo con agua mineral, para evitar que la sal o el cloro lo estropeen, y dejarlo secar al aire o recogido en una trenza o un moño sueltos (si están apretados, la humedad que se retiene debilitará nuestro cabello). Si no tienes tiempo, puedes secarlo con aire frío. También te recomendamos hacerte con un spray desenredante: aplicándolo antes de peinarte, evitaras tirar del pelo y romperlo. ¡Llévalo siempre contigo!

pexels-photo-973401.jpeg

3. Los ojos son igualmente sensibles al sol y a la luz tan intensa de las zonas costeras. Por eso, es recomendable llevar siempre a mano unas gafas de sol, ¡pero de las buenas!, de esas polarizadas que están tan de moda. Y es que además de proteger, ¡son un complemento perfecto! Además, siempre que termines de darte un chapuzón, aclárate la cara para evitar irritaciones por el cloro o la sal del mar. Pues al final resulta que el socorrista tenía razón... ¡dúchate siempre antes y después de bañarte en la piscina! 

Aunque si eres de los que se quedan trabajando con el aire acondicionado de la oficina, también debes tener cuidado: cuando se mira la pantalla de un ordenador la frecuencia del parpadeo disminuye de de 18 a 3 parpadeos por minuto, y el ojo se deshidrata más rápido. Así que por muy obvio que parezca, ¡no te olvides de parpadear!

pexels-photo-206563.jpeg

4. El verano llega y con el los colores más atrevidos. Nos encanta pintarnos las uñas de rojo, negro, blanco y hasta amarillo, ¡todo vale! Pero hay que tener cuidado, porque hay muchos esmaltes que pueden debilitar nuestras uñas.

Para fortalecer nuestras uñas, existen varios trucos que podrás hacer sin salir de casa: sumerge las uñas en aceite de oliva para hidratarlas, añade ajo machacado a un esmalte transparente (¡si, ajo!) y aplícatelo durante un par de semanas para endurecerlas, o toma vitamina E para fortalecer las cutículas, ¡verás como mejoran! 

esmalte-duradero.jpg

5. "Somos lo que comemos", o al menos eso es lo que dicen. Y es que aunque estemos de vacaciones, no debemos olvidarnos de tener una dieta equilibrada. Y es que lo que empezó siendo una sencilla 'operación bikini' se ha convertido en 'Misión Imposible 6' a estas alturas del verano. ¿A quién no le apetece un helado o una cerveza bien fría con este calor? Aquí tienes algunos tips para disfrutar del verano sin volver rodando: lo primero es desayunar bien, y lo segundo planificar nuestras comidas entre horas, incluyendo un picoteo a media mañana y merienda. Lo ideal es comer una pieza de fruta o algo de fiambre bajo en grasa, para evitar así las visitas innecesarias al chiringuito a por patatas fritas o kikos, y llegar a la comida o cena con menos apetito. 

Si te vas de tapas... la cerveza o el tinto de verano son una fuente de hidratos por lo que tendrás que elegir raciones proteicas como sepia a la plancha, boquerones en vinagre o pulpo a la gallega, ¡pues menuda dieta más fácil! La clave está en evitar el pan y los fritos, y en acabar el día con una cena ligera: gazpacho andaluz, salmorejo o una ensalada, por ejemplo.

Finalmente, para los fanáticos de los helados, os proponemos hacer vuestros propios helados caseros, ¡es muy fácil! Podrás emplear yogures 0%, leche desnatada y fruta para preparar helados de menos de 60 Kcal ¡pero no te los comas todos de golpe!

pexels-photo-461189.jpeg

6. Todos los alimentos 0% no van a servir de nada si estás todo el día tumbado en la hamaca de la playa o en el sofá de tu casa ¡tienes que moverte! Aprovecha el buen tiempo para incorporar un poco de ejercicio físico a tu día a día: ve a dar un paseo en bici, nada en la piscina, organiza un torneo de pádel o apúntate a clases de yoga, ¡pero haz algo!

Y si veraneas en un sitio con playa, quizá quieras probar deportes como el windsurf o el buceo. Después de todo, te ganarás el derecho a una larga siesta para recuperar fuerzas, ¡te despertarás como nuevo!

pexels-photo-166055.jpeg

7. Y por último, el consejo más importante de todos, ese que siempre te daba tu madre cuando te enfadabas: ¡sonríe, que estás más guapa! Pues una vez más, tu madre tenía razón, porque sonreír ayuda a liberar endorfinas, reduciendo los niveles de estrés y la presión arterial, y transmitiendo una mayor confianza a los que nos rodean, ¡lo cual nos vuelve más atractivos! Así que cuida tu sonrisa y lávate los dientes por lo menos 3 veces al día. Evita el consumo de alimentos ácidos (naranja, limón, vinagres) que pueden erosionar el esmalte dental, y no te pases con el café, el té, el chocolate ni las bebidas azucaradas, ya que tiñen los dientes. 

Activando cerca de 400 músculos a la vez, la risa es uno de los ejercicios más efectivos y fáciles de hacer, ¡y además gratis! Descubre la 'risoterapia' y disfruta del buen rollo del verano, ¿te apuntas?

pexels-photo-1236678.jpeg

 

¡Volverás mejor que nunca!

Alqua DigitalComentario